info enero 27, 2020



Las principales vías del municipio lucen llenas de propaganda política.
El candidato a la Alcaldía del Partido Revolucionario Moderno (PRM) goza de alta popularidad en ese municipio

La música y las prédicas que retumban por los altoparlantes de la iglesia improvisada por un grupo de evangélicos en la intersección conformada por la avenida San Vicente de Paúl y la calle Arzobispo Fernández de Navarrete, conocida popularmente como “La bomba de Los Mina”, y el mercado de comestibles que compite con los montones de desperdicios por el espacio de las aceras y calles, ponen de relieve dos de los principales retos que deben enfrentar las autoridades que resulten electas en las próximas elecciones municipales: saneamiento ambiental y contaminación sónica.

Sinencio de Jesús tiene más de 20 años limpiando zapatos en este punto de referencia obligada para los moradores de Santo Domingo Este, donde confluyen las distintas rutas de transporte que conectan el Distrito Nacional con los principales barrios de la demarcación que supera el millón de habitantes.

De Jesús advierte que las deficiencias en la recogida de basura es una de las principales problemáticas de la segunda plaza electoral más apetecida por los partidos políticos, la cual concentrar más de 709 mil votos.

Aunque muchos ciudadanos no esconden su apatía ante los comicios del próximo 16 de febrero, el hombre, oriundo de Cotuí, afirma que su voto será para el candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Manuel Jiménez, alegando que, no sólo es la mejor opción para adecentar el municipio, sino también aferrado a la esperanza de conseguir “un empleíto”.

A pocos metros, Jacqueline Lantigua, empleada de una farmacia, asegura que la basura y el ruido tienen enfermos a los munícipes. “Solamente Manuel Jiménez sabe lo que hay que hacer aquí. Ese es un hombre serio. Ya lo conocemos”.

A su lado, su compañera de trabajo, Yeisy Tavárez no lo tiene del todo claro. “No hay ningún candidato que me llame la atención. Todavía no sé por quién voy a votar”, afirma.

“Nosotros necesitamos un síndico que ponga orden en la ciudad, que haga algo por los barrios, que ponga la paz y la tranquilidad”, afirma Moisés Cuevas, también simpatizante del candidato perremeísta.

En cambio, Carlos Pérez, vendedor de comestibles, dice que su voto será para el candidato Luis Alberto Tejeda, quien representa a la coalición conformada por los Partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Dominicano (PRD).

Aunque es párroco de la iglesia San Francisco de Asís de la Nueva Barquita, en Sabana Perdida, el padre Gregorio Alegría, mantiene sus vínculos con la iglesia San Vicente de Paúl de Los Mina y conoce al dedillo las problemáticas que afectan al municipio.
A juicio del religioso español, quien vive en el país desde hace 43 años, el desorden del municipio se manifiesta en la ocupación de las aceras, el mal estado de las calles, la acumulación de basura, la inseguridad ciudadana, agravada por las deficiencias en el alumbrado y los problemas de circulación vial.

“Ahora han cogido la avenida San Vicente de Paúl para hacer carreras de motores, aprovechando las horas de la noche. Se circula por las aceras, a la velocidad que se quiera, se quebrantan las normas mínimas de tránsito. Conjuntamente con la basura, están los filtrantes tapados, entonces hay calles en que caen cuatro gotas y se tornan intransitables”, detalla el religioso al ser entrevistado por elCaribe.

Alegría afirma que en estos momentos de transición, el Ejecutivo municipal no se ha preocupado por entregar a las próximas autoridades un municipio “decente, limpio, organizado”, tras deplorar que los transeúntes, incluyendo estudiantes, se vean obligados a circular por las calles porque muchas aceras están ocupadas por puestos de venta informal, parqueos de vehículos y barreras arquitectónicas.

“No vamos a echarle toda la culpa a las autoridades, también en la población hay una falta de educación ciudadana. Es curioso que un dominicano que vive aquí toda la vida y hace lo que le da la gana, va a Estados Unidos o a Europa y es el hombre que se comporta como Dios manda, la basura a su tiempo, cumple las normas de circulación…”. A su juicio, las próximas autoridades deben fomentar la educación para vivir en sociedad, la vigilancia para que se cumplan las normas e imponer sanciones a quienes quebranten las disposiciones municipales.

Jacqueline Lantigua (empleada).

Pedro Castro (chofer).

Miguel Ovando (colmadero).

Sinencio de Jesús (limpiabotas).

Las principales vías lucen llenas de propaganda

En los puntos donde mejor se aprecia el activismo electoral y la contaminación visual por la colocación de vallas publicitarias es en el cruce de la avenida Mella con Charles de Gaulle, donde hay colocadas grandes vallas de Joaquín Hilario, candidato por la Fuerza del Pueblo, así como de los candidatos del PLD, del PRM y de otros candidatos a regidores y a diputados. También en la autopista de San Isidro, la Venezuela con Las Américas, entre otros.

La propaganda que más sobresale en vallas de gran superficie, así como en isletas, postes de luz y vehículos del transporte público es la del candidato oficialista.

Pedro Castro, chofer de carro público, simpatiza por Manuel Jiménez y afirma que los interminables tapones, el mal estado de las calles y las deficiencias en el drenaje pluvial que convierten en ríos las calles cada vez que llueve, son parte de los problemas que deberá enfrentar el próximo alcalde.

Mientras que, Miguel Ovando, dueño de un colmado en la calle José Cabrera del sector Alma Rosa afirma que la contienda está muy reñida entre Jiménez y Tejeda aunque todavía no ha decidido por quién votará.

En Los Mameyes, tres personas consultadas por elCaribe dijeron que no votarán en los próximos comicios.

De 25 personas encuestadas al azar por elCaribe, 13 dijeron que votarán por Manuel Jiménez, cuatro por José Alberto Tejeda, tres están indecisos y cinco no tienen intención de votar.

Otros candidatos que compiten por la Alcaldía son Rosa Domínguez por el Partido Liberal Reformista (PLR) y Salvador de los Santos, por el Partido Demócrata Institucional (PDI).

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *