info diciembre 3, 2019


Beirut.- El número de civiles muertos el lunes en diferentes ataques en el norte de Siria y en el colapso de un edificio aumentó a 44 personas, en la jornada más sangrienta en todo el país desde el pasado julio, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Se trata de «la cifra más altas de víctimas civiles desde el 22 de julio», declaró a Efe el director del Observatorio, Rami Abderrahman, siendo la provincia de Idlib la más afectada por los ataques aéreos de Damasco y su aliada Rusia.

El Ejército sirio atacó ayer un mercado popular en la localidad de Maarat al Nauman, en el sur de Idlib, donde las unidades leales al presidente Bachar al Asad han avanzado en los últimos días en su ofensiva contra la región, el último bastión opositor en el país, según la ONG.

En la misma provincia, una acción rusa acabó con la vida de seis personas, entre ellos una mujer y dos niños que se encontraban de visita en la prisión central de Idlib, controlada por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda y principal objetivo de Siria y Rusia en esta ofensiva.

Otros tres civiles perecieron en diferentes puntos de Idlib por ataques sirios y rusos.

La Defensa Civil siria, conocida como los «cascos blancos» y que opera en zonas que escapan al control del Gobierno, confirmaron estos ataques contra Idlib.

Por otro lado, en la provincia de Alepo diez personas perdieron la vida, inluidos ocho menores, en un ataque de la artillería turca cerca de una escuela en la localidad de Tal Rifat, que alberga a los desplazados del cantón kurdo de Afrín, ocupado desde 2018 por Turquía, en el norte de Siria.

Esa localidad kurda está bajo control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, que confirmó este ataque llevado a cabo por Turquía.

Por último, el colapso de un edificio en la parte oriental de la ciudad de Alepo, la que era la capital económica de Siria, dejó 12 muertos, entre ellos dos niños y cuatro mujeres, según el Observatorio.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, indicó que el derrumbe se produjo a consecuencia de anteriores operaciones militares llevadas a cabo durante la ofensiva para arrebatar Alepo a las facciones insurgentes que la dominaban.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *