info diciembre 3, 2019


Desde el año 2017 hasta la fecha la paciente aún padece los malos resultados de las intervenciones 

La señora Elizabeth Ramos, por medio de su abogado Ricardo Campusano, informó que demandó por mala práctica a la cirujana plástica Tania Medina Collado y al Centro Especializado en Cirugía Plástica y Lipoescultura, Cecilip y al Centro De Cirugía Plástica, Estética, Cecipler.

Campusano indicó que su cliente contrató una serie de servicios de operaciones que incluían senos, abdomen y espalda por un costo de 6,000 mil dólares.

Sin embargo, por recomendación de la doctora Medina, el procedimiento finalmente consistió en abdomiplastía, lipoescultura y una cirugía estética de glúteos, espalda y flancos.

Explica el abogado que, al tercer día de haber sido operada su clienta, presentó heridas muy profundas y magullones en la dermis.

Elizabeth Ramos por su parte, dijo que adquirió una bacteria en el abdomen que degeneró en una enfermedad infecciosa.

El abogado de Ramos Delgado dijo que además su cliente quedó hernia umbilical y que la infección en el abdomen requirió de una cirugía reconstructiva luego de un periodo de varios meses de recuperación de la dermis ya que las heridas de la cirugía no cicatrizaban y continuaban emanando secreciones.

Según la acusación, el 17 de abril de 2017 la imputada intervino quirúrgicamente a Elizabeth Ramos Delgado, en la clínica Cecilip de la Calle Pedro Ignacio Espaillat #256, casi esquina José Contreras, en Santo Domingo, ya que el quirófano de la clínica donde están instaladas las oficinas de Medina en Ceciclip estaba siendo remodelado.

Según la paciente, la señora Medina se ha negado a dar su versión de los hechos y no se ha comunicado para expresar excusas o aceptar contabilidad alguna por los daños causados.

Sin embargo, mediante una firma de abogados le ha enviado cartas de cese y desista para que la paciente no utilice sus redes sociales para contar su experiencia.

«Este es mi tercer viaje a la República Dominicana en busca de justicia, porque lo que esta doctora me hizo no está bien.  Yo sufro de pesadillas y estoy tomando medicamento para la ansiedad por todo lo que he pasado a causa de esta doctora.  Ella adquirió representación legal en Nueva Jersey la cual me ha estado enviando cartas amenazando con demandarme por miles de dólares si no dejo de contar lo que me pasó en las redes, pero decir la verdad y mi opinión no es difamar,” declaró  Elizabeth Ramos desde Nueva Jersey, Estados Unidos.

Entre tanto, la doctora Tania Medina Collado ha declarado que colabora con las autoridades para aclarar el caso y que actuó bajo los protocolos del Colegio Médico y la Sociedad Dominicana  de Cirugía Plástica, Reconstructiva  y Estética.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *